domingo, 12 de abril de 2015

Marcelino Bueno. y el Informe del Amazonas


Amigo y colega Américo: hoy demando tu atención y tu ayuda. Estoy tras la pista del escrito de Marcelino Bueno, nuestro primer y quizás único intelectual que esta tierra india ha parido, Informe del Amazonas, que abarca los años de 1841 hasta 1879 y que fueron publicados en un periódico de Ciudad Bolívar de esos tiempos, llamado La Prensa, por  el Lic. Heráclio Ortiz, según afirma el mismo Marcelino. Es pieza clave en nuestra Historia amazonense. También ando detrás de los rasgos biográficos del tan importante personaje y ahí el escribe en referencia a ese libro.  Fue publicado en fecha posterior en 1882.  Es la primera autobiografía que un amazonense escribió y la segunda (humildemente) es la mía. Si me puedes ayudar te lo agradezco, pues tú eres "la caja e´ machete del periodismo guayanes" y disculpa la confianza, pero es la verdad. La IIª parte del informe fue encontrada el el archivo general de la nación y también está en la Biblioteca Tulio Febres Cordero de Mérida. También está editado por Oswaldo Calderón. ¿Cómo llegó hasta allá? bueno, en mi periplo por allá estuve y para mi sorpresa no solamente están escritos amazonenses, sino de la guayana del siglo XIX, empezando por la mayor colección de los periódicos de Cd. Bolívar. Me dicen que la colección microfilmada de la Hemeroteca de Caracas se lo pasaron ellos. Me los están copiando y también voy pronto otra vez para allá a buscarlos y a registrar el archivo de ese gran escritor (el mayor de Mérida, según me dijeron ellos mismos) como lo fue Don Tulio. Y además, editó un periódico que intercambiaba con los otros estado de Venezuela. De ahí vino la relación hemeroteca y de escritor con Marcelino Bueno, que también escribía en Cd. Bolívar. Te envié por esta vía, al igual que otras personas que investigan, el presente libro y otros que logré encontrar. Respecto a Tavera Acosta, el amigo Oldman Botello averiguó que al morir, dejó sus archivos a la viuda y luego, al morir ésta,  desaparecieron sin dejar rastros. Así lo afirma un nieto-sobrino que es historiador y gran estudioso de él; dice que la gran tragedia fue que no dejó hijos. A pesar que aquí los tuvo cuando fue Gobernador, al igual que otros muchos que por aquí pasaron o aún están como Liborio Guarulla. No critico eso, pues no soy moralista y es a modo de información, pues yo también tengo 14 hijos y todavía estoy criando a los menores, que están en la Universidad estudiando. Pienso, apenas me desocupe ir hasta Cd. Bolívar y creo, sinceramente, que el el Tony Bar de habla mejor y el primo me pidió incorporarlo a la tertulia, que él con mucho gusto pagará la cuenta. Hasta entonces y pf ayúdame y orientame en lo que puedas y sepas al respecto . Te lo agradeceré siempre. Un saludo fraterno y hasta pronto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada